Situación legal de la prostitución en Colombia.

A manera de preámbulo: Es triste saber que alrededor de la que se considera “la profesión más antiguo del mundo” (de lo cual no sólo no existe evidencia) se tejan tantos prejuicios y tanta hipocresía por parte de gente que se apega a su moralidad personal y a lo que la religión le dicta, pero que muchas veces se prostituye gratuitamente (cosa que suelen llamar “canas al aire” o “amigos con derecho” o “ejercicio de la libertad sexual” u otros eufemismos) y aun así se creen con autoridad moral para impedir ajustar a derecho una actividad respetable como cualquier otra.

Pero a la luz del derecho Colombiano esta situación está cambiando. Desde la sentencia T-629 de 2010 de la Corte Constitucional el País reconoce que la prostitución es un trabajo como cualquier otro y que por consiguiente quienes ejercen este oficio tienen los mismos derechos laborales que tiene cualquier otro trabajador. Tal como ocurre en países con legislaciones más progresistas.

Ojo: no confunda la leche con los huevos! Como dije al principio, existen muchos prejuicios sobre la prostitución, los cuales deben desaparecer si se desea entender mejor este artículo. De este modo, dejo claro de antemano que:

1. No sólo se prostituyen las mujeres: También lo hacen algunos hombres y una parte de la comunidad LGTBI (quienes incluso son más vulnerables debido a la discriminación que de por sí existe por su condición sexual, en especial las personas transgenero)

2. No es prostitución si la persona ha sido obligada a prostituirse: Una cosa es la prostitución como un oficio, como un acto voluntario de alguien que desea ejercer ese oficio. Y otra cosa es la trata de personas con fines de esclavitud sexual, que es un delito. Tampoco es prostitución si está involucrado un menor de edad (así esa persona quiera prostituirse). Todo lo anterior debido a que EN ESOS CASOS NO EXISTE OBJETO LÍCITO, requisito indispensable para que un contrato pueda ser reconocido por el Derecho.

3. Este tema se analiza desde un punto de vista meramente Jurídico: Si no está de acuerdo por parecerle inmoral y contrario a las “buenas costumbres” (de quién?, las suyas?) o si su amigo imaginario (perdón, dios) tampoco lo está, me tiene sin cuidado.

4. No se está induciendo a nadie a prostituirse con este artículo: Una persona que se quiera prostituir lo hace porque tiene la vocación para ese oficio. De la misma forma la tiene un carnicero para matar una vaca o un médico forense para hacerle autopsias a un cadáver. Así que eso no va a cambiar con este artículo, ya que de todas formas lo iban a hacer.

Entonces, cuál es la situación legal de la Prostitución en Colombia?: Gracias a la Corte Constitucional (T-629-10) existe un reconocimiento por parte del Estado Colombiano de la prostitución como un trabajo como cualquier otro debido a que no está explícitamente prohibido y porque no afecta la dignidad humana. Además, porque la prostitución se ajusta a los presupuestos de validez de todo contrato del Código Civil (persona legalmente capaz, libre de vicios de consentimiento, objeto y causa lícitos).

En este orden de ideas, una persona que se prostituya tiene derecho a lo siguiente:

  • Estabilidad Laboral reforzada: significa que en caso de enfermedad o embarazo, una persona prostituta no podrá ser despedida inmediatamente si no es con permiso de un Inspector de Trabajo del Ministerio de Trabajo. Lo contrario equivale al derecho que sigue
  • Indemnización por despido sin justa causa.
  • Prestaciones sociales. Incuso vacaciones y prima.
  • Cotización a seguridad social (EPS, ARL y Pensión).
  • Una carta laboral, o un documento que certifique su oficio y la suma que devenga.

En teoría, lo anterior también aplica para los actores y actrices porno.¿Todos los prostitutos y prostitutas tienen derecho a eso?

No todos, ya que para ello debe existir un contrato laboral, el cual puede ser verbal o escrito.Si es verbal, usted está frente a un contrato laboral si existe:

  • La actividad personal del trabajador: es decir, que la tarea la realice usted mismo.
  • Subordinación continua del trabajador frente al empleador: lo cual incluye cumplir un horario, respetar un reglamento de trabajo.
  • Un salario, que puede ser mensual, a destajo, quincenal, por cliente, etc.

Si existen esos tres elementos, pero su forma de contratación se llama de otra forma, entonces estamos frente a un contrato realidad, el cual en últimas es un contrato laboral.

Ahora, si usted es prepago, o simplemente ejerce la prostitución de manera independiente, entonces su relación jurídica existe frente a su cliente como un contrato de prestación de servicios. En este caso, es importante aclarar que:

  • Usted no está obligado a cumplir con todo lo que le pida el cliente. Si usted no se siente cómodo con lo que su cliente le pida, él tampoco puede obligarle a hacerlo. Si lo hace, será violación.
  • El cliente debe pagar la remuneración pactada de manera completa.
  • Los “elementos de trabajo” los debe de poner usted. Y por elementos de trabajo me refiero a que usted en su calidad de contratista debe poner los condones (por ejemplo) y todo aquello que garantice la salud de su cliente.

¿Pero qué pasa si una persona que ejerce la prostitución tiene una enfermedad venérea? Entonces debe abstenerse de ejercer la prostitución. En el caso de estar subordinado a un contrato de trabajo, el empleador debe ponerlo a hacer otra cosa (recuerde que a una persona que tenga una enfermedad venérea, como el SIDA, no la pueden despedir si no existe permiso del Ministerio de Trabajo).

Si una persona continua ejerciendo la prostitución a sabiendas que tiene una enfermedad venérea, estará cometiendo un delito.

Si quiere profundizar sobre este tema, lo invito a leer la Sentencia T-629 de 2010 y este artículo de la Revista “Dialogos de Derecho y Política” del año 2012 escrito por Juan Camilo Rúa Serna.

Autor: Abogado Juan Carlos Muñoz

Abogado tributarista. Egresado de la Pontificia Universidad Javeriana, con más de 7 años de experiencia en insolvencia económica, divorcios y eliminación de reportes negativos. Es también Conciliador en en Insolvencia de la Persona Natural No Comerciante. Le gusta escribir sobre el dinámico mundo del derecho colombiano. Antes lo hacía en el Diario Occidente en el año 2011 y ahora lo hace en este blog. Ha colaborado con la página Finanzas Personales y con Las2Orillas.

41 thoughts

  1. Me gustaria actualizar esta entrada con un documento que acaba de llegar a mis manos y me gustaria leer su punto de vista diferente en este caso en especifico, en donde desestimando el hecho de que sea una menor de edad (Situación en la que estoy en profundo desacuerdo, ya que debe limitarse totalmente el acceso a esa profesión a menores de edad) me preocupa que se tome como un castigo de 10 años minimo a la “inducción” sobre la prostitución en Colombia.

    Fuente:
    https://canal1.com.co/noticias/justicia/corte-suprema-fija-nueva-doctrina-delito-induccion-la-prostitucion/

    Esta jurisprudencia, se relacionaria con el hecho de penalizar y ser mas rígidos con el hecho de castigar ejemplarmente a quienes “induzca” a una persona mayor de edad a la prostitución mediante la promoción en plataformas web, clasificados para adultos y medios impresos como catalogo privados.

    Gracias por su atenta respuesta Dr. Juan Carlos Muñoz.

    Me gusta

          1. Gracias por su respuesta Dr. Quiero entender algo que me desconcierta y en teoría, estaría afectando legalmente, quiere decir que si en el caso de que si una persona que nunca ha ejercido la prostitución y por primera vez se pone en contacto con una plataforma que promociona esta actividad. Daria automáticamente que esa plataforma que esta recibiendo esa persona este incurriendo en un delito?

            Me gusta

  2. Dr. Juan Carlos que gran ayuda es ud para la comunidad. Le comento que tengo un problema con unos inquilinos de un apartamento que tengo en medellin y por eso vengo en consulta del tema ya que me dicen los vecinos del edificio que entran y salen hombres todo el dia y al parecer montaron ahi algo relacionado con casas de cita o algo parecido. La verdad no he tenido problema con el que tomo mi apartamento pues la agencia me indica que pagan puntual, pero son los vecinos los que no quieren ese ambiente y ya amenazaron con llamar la policia. Me gustaria saber si debo hacer algo por ser el dueño y permitirlo siendo consciente de ello, o si por el contrario ese tipo de negocios es legal y no hay problema con que siga.

    Muchas gracias por su atención y lo felicito nuevamente por su gran labor.

    Me gusta

  3. Tengo una pregunta, una amiga que es webcamer, y trabaja para un estudio, me cuenta que quiere ser independiente. Pero que necesita una tarjeta de alguna clase.

    Me podria aclarar si es cierto esto, o si lo que de verdad quiere hacer es “escort” o prepago, ella siempre evita toda pregunta pero siempre pide que se le pregunte, o contesta a medias.

    gracias

    Me gusta

  4. Muy interesante el artículo, ahora bien referente al lucro sobre un intermediario que ejerce el vínculo entre la chica y el cliente, como páginas de agencias y catálogos de chicas, están obrando de forma ilegal o hay algún agujero legal para que sigan obrando normalmente en Colombia.

    A propósito, muy buen artículo.

    Me gusta

    1. Mientras la relación entre esas mujeres y el intermediario sea consentida, no medie violencia, se cumplan con los requisitos exigidos por las diferentes Secretarías de Salud sobre la materia, se pague lo justo y sea todo entre mayores de edad, ahí no pasa nada. De lo contrario, podrían configurarse varios delito y contravenciones.

      Le gusta a 1 persona

  5. Si una chica ejerce el trabajo de “Web Camer” (mostrar su cuerpo desnudo y realizar actos sexuales sin contacto fisico con el cliente en una cámara conectada al internet), se considera prostituta? Cuáles serían las implicaciones legales de amenazar con decirle a las personas que una persona que ejerce esa ocupación de web Camer?

    Le gusta a 1 persona

      1. Muchas gracias por la pronta respuesta! Respecto al tema puntual tengo una duda que hemos discutido constantemente y existe hasta ahora una única postura, la ILEGAL.

        Citando: Artículo 213. Inducción a la prostitución. El que con ánimo de lucrarse o para satisfacer los deseos de otro, induzca al comercio carnal o a la prostitución a otra persona, incurrirá en prisión de diez (10) a veintidós (22) años y multa de sesenta y seis (66) a setecientos cincuenta (750) salarios mínimos legales mensuales vigentes”.

        Pero en ese orden como es posible que existan tantos sitios y catálogos que promociona abiertamente estos servicios? Acaso existe un vacío en la interpretación de esta ley que posibilite dicho negocio.

        Me gusta

        1. El verbo rector ahí es INDUCIR. Inducir, definido como

          Influir en una persona para que realice una acción o piense del modo que se desea, especialmente si es para que haga algo malo o perjudicial.

          , se opone de manera intrínseca a acudir voluntariamente con esa idea (vocación) donde un intermediario. ESto último no es delito, y es lo que aprovechan estos lugares. Tampoco lo es poner una oferta donde abiertamente se diga que se necesitan chicas para trabajar en eso, y ellas vayan de manera voluntaria y hasta firmen un contrato.

          Así que no hay vacío legal, sino una norma que no está siendo interpretada en debida forma.

          Me gusta

          1. Saludos! Es un placer leerlo, hace mucho tenía esa duda respecto a cómo funcionan esos negocios, sobretodo porque he realizado fotografías y aunque todo está en regla aparentemente, me parece que aveces estoy violando la ley al hacerles fotografías a esas chicas.

            Revisando la a fondo el debate sobre la prostitucion con intermediación en el país, me encuentro con esta sentencia previa de la corte.

            7.2.3. El principio de voluntariedad.

            7.2.3.1. El demandante hace énfasis en el hecho de que en la descripción del tipo penal acusado no está presente el elemento del constreñimiento, por lo que debe suponerse que quien induce a la prostitución o al comercio carnal a otro lo hace bajo su propio consentimiento. El actor asegura que en la hipótesis sancionada por la norma, la libre aceptación de quien decide dedicarse a la prostitución es una excluyente de antijuridicidad material, pues excluye la afectación de la libertad personal. Esta Corporación considera que no obstante la prostitución puede ser el resultado de una decisión libre, autónoma y voluntaria, el tipo penal acusado califica el dolo no de quien opta por prostituirse sino de quien induce, sugestiona o en general promueve la prostitución o al comercio carnal, con la intención de lucrarse o de satisfacer los deseos de una tercera persona.

            7.2.3.2. Sobre la voluntariedad real de la decisión de prostituirse una persona y sus falacias, en el informe “Perspectivas de seguridad de las migraciones internacionales: Una propuesta para enfrentarlas”, Ana María Lara se expresa que “la difícil situación socioeconómica de algunas personas las estimula a buscar formas aparentemente fáciles de hacer dinero, lo que en la mayoría de los casos las convierte en víctimas de las bandas criminales organizadas que las someten a todo tipo de labores bajo engaños o por la fuerza. De esta manera, las redes de tratantes, aprovechándose de las condiciones de pobreza, del conflicto armado interno y de las ansias de un futuro mejor de muchos colombianos y colombianas, los someten a explotación sexual, a trabajos forzados y a otras situaciones similares, como en la época de la esclavitud. Estas razones hacen vulnerable a la población colombiana, presa fácil de los tratantes.”[31]

            Así las cosas, la Corte no encuentra reprochable que el legislador proteja los intereses comunes y los derechos individuales mediante la sanción de un comportamiento multiplicador como el previsto en la norma. Y aunque admite que en la realidad fáctica muchas personas pueden autónomamente escoger ese modo de vida, encuentra entendible que la ley busque sancionar la actividad que pretende lucrarse de su propagación e intensificación. En suma, La Corte considera que el artículo 213 de la Ley 599 de 2000 no restringe desproporcionadamente los derechos fundamentales al libre desarrollo de la personalidad y a escoger profesión u oficio, como tampoco violenta el principio de lesividad, pues el fin de la norma es la protección de la dignidad humana, así como los intereses colectivos afectados por los efectos colaterales de la prostitución. En consecuencia, la Corte declarará exequible el precepto acusado.

            Así las cosas la corte elimina de tajo el hecho de que exista o no voluntad sobre la persona, y delimita claramente los límites de ejercer la prostitucion de forma independiente a tener un intermediario que promueva por cualquier medio y ejerza publicidad sobre ese acto individual con el fin del lucro.

            Es muy agradable poder tener un punto de vista diferente al que todos mis amigos abogados tienen.

            Saludos.

            Me gusta

            1. En los casos que describe la corte ya no hay voluntad, porque se habla de personas que no pueden escoger de manera libre otro modo de ganarse la vida. Ahí lo que la Corte califica es la falsa voluntad que alegan quienes aprovechan la situación precaria de alguien vulnerable.

              Le gusta a 1 persona

          2. Muchísimas gracias por tan acertivas apreciaciones sobre un tema que hace años me había preguntado, aunque no soy abogado su profesión me parece una de las más interesantes dado el requerimiento de hábil creatividad en la interpretación de normas y saber cómo argumentar situaciones aparentemente sencillas. Un gusto leerlo! Me acabo de suscribir a sus nuevas entradas!

            Que tenga una excelente noche!

            Le gusta a 1 persona

          3. Buenos días, hoy en el almuerzo comenté mis nuevos conocimientos sobre el tema y salió una duda, se menciona que se asume que la persona que va a dichos establecimientos o pública su perfil con una agencia no está en condición de vulnerabilidad, por lo que tendría cabida tu anterior interpretación. Pero de alguna manera se estaría incurriendo en delito al mencionar que cabe la posibilidad de que aunque 90% de las chicas que están trabajando lo hacen bajo consentimiento y no presentan vulnerabilidad. Pero CABE la posibilidad de que dentro del personal exista una persona que sin informarlo estaba en situación de vulnerabilidad y accedió sin voluntad a prestar esos servicios. En ese orden, se podría decir que ese potencial riesgo existe en todos los establecimientos y estos estarían trabajando en ilegalidad. No sé si logro explicar el contra argumento.

            Me gusta

            1. Eso ya no es problema de ustedes. Nadie es adivino para saber la situación particular de un empleado y en consecuencia, no hay delito si la persona realiza la contratación de buena fe y desconociendo la vulnerabilidad particular de alguien (que por demás debe ser evaluada de manera objetiva)

              Me gusta

Son bienvenidas las opiniones, correcciones, dudas y los aportes en las entradas, siempre que se realicen de forma respetuosa. Las consultas jurídicas que quiera que le responda de manera gratuita las debe de hacer únicamente en la sección de "consultas gratuitas" o de lo contrario no recibirá una respuesta de parte mía.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .