De Hechos y de Derechos

Después de una larga pelea, logré sacar a este cliente de las bases de datos negativas.

De datacrédito y Cifin si se puede salir, y esta es la prueba:

John Doe, un ciudadano de Pereira cuyo nombre ha sido cambiado para proteger su identidad, me contrató para ser retirado de las bases de datos negativas.

Después de una larga pelea jurídica, hoy me enteré que el Juzgado 2 Penal del Circuito de Conocimiento de Pereira falló a su favor la acción que iniciamos en contra de la empresa que lo tenía reportado.

Vale mencionar las razones por las cuales decidí publicar este caso de éxito, para que no piensen que en este blog sólo se piensa en hacer infomerciales (aunque es mi blog y si quisiera lo puedo hacer):

1. Porque yo le había pedido a la entidad accionada que arregláramos este tema en buenos términos y sin recurrir a la jurisdicción. No obstante ellos siguieron en su posición y han creado un precedente que debe ser expuesto. Es decir, este logro será un recordatorio para esta entidad de que no hay que ser tercos: Cuando alguien tiene la razón, no vale la pena ir contra la corriente.

2. Porque hay personas que no creen que yo retiro personas de las bases de datos negativas y creen que un blog que lleva 4 años en línea es una fachada para robar dinero (la ignorancia es atrevida).

3. Para que vean que yo si cumplo:  Este cliente me pagó en mayo tal y como aparece en estas instrucciones, y hasta el último momento le brindé soporte jurídico en su caso.

Si usted tiene un problema similar, queda invitado cordialmente a seguir estas instrucciones para recibir asesoría jurídica sobre este caso. http://bit.ly/Datacredito