Algunos clientes insoportables que los abogados atendemos, y cómo recomiendo lidiar con ellos

clientes insportables

Antes que nada, no deseo con esto que ningún futuro cliente se sienta maltratado, o sienta que no quiero tomar su caso. No obstante, es un tema necesario que debe ponerse sobre la mesa, como quiera que de esto nunca se habla. Y ha sido ese silencio culpable de la normalización, por parte de los clientes, de conductas que ningún abogado soporta, pero que pocos de ellos tienen la valentía de quejarse de ellas.

De este modo, no estoy haciendo algo distinto a poner en voz alta lo que mis colegas ya me han manifestado. Pero no sólo abordaré este asunto desde estos comentarios, sino además desde mi experiencia y con el único fin de que abogados y abogadas, sean o no recién egresados, sepan a qué atenerse cuando reciben a estos clientes.

Tu voto: