La Corte Suprema de Justicia califica el Cybersexo obligado como acto sexual violento, e hizo bien.

En un caso de un contador de 50 años, que le pidió vídeos pornográficos a una adolescente, so pena de publicar otras imágenes que ya tenía de ella, la Corte Suprema de Justicia acaba de fijar un precedente que servirá para calificar casos similares