Derecho laboral
Comment 1

Señor empleador: Mucho cuidado cuando de referencias laborales

prohibiciones-a-los-empleadores

Si, hay empleados que son tan malos como una blasfemia, y dan gana de compartir con el mundo la mala experiencia que se tuvo con el susodicho para que nadie lo contrate. Pero según el Código Sustantivo de Trabajo, si los llega a referenciar mal podría meterse en un grave problema.

Lo anterior, porque las referencias laborales en ningún momento pueden vulnerar los derechos fundamentales del empleador, según lo ha reconocido el Ministerio de Trabajo (antes, Ministerio de Protección Social), en Concepto 10240 de 2010, radicación 215428:


El legislador laboral, en el artículo 59 del Código Sustantivo del Trabajo, consagró la prohibición de las “listas negras” cuando establece que se prohíbe al patrono “8) emplear en las certificaciones de que trata el ordinal 7° del artículo 57 (donde consta el tiempo de servicio, la índole de la labor, el salario devengado), signos convencionales que tiendan a perjudicar a los interesados, o adoptar el sistema de lista negra, cualquiera que sea la modalidad que utilicen, para que no se ocupe en otras empresas a los trabajadores que se separen o sean separados del servicio”. (lo encerrado entre paréntesis no hace parte del texto de la norma).

En este sentido, se pronunció la Corte Suprema de Justicia, en sentencia de noviembre 28 de 2006, con la ponencia del Magistrado Eduardo López Villegas, en la cual señaló:

“…. Ciertamente, nuestra legislación laboral, en el numeral 8 del artículo 59 del Código Sustantivo del  Trabajo, es categórica en prohibir cualquier manifestación de lista negra laboral, toda práctica empresarial que por cualquier medio conduzca al señalamiento de quienes fueron sus trabajadores con el propósito de obstaculizar o excluirlos del mercado laboral, por cuanto la trasgresión se constituye en la violación de los derechos fundamentales del trabajo, al buen nombre…”

Significa lo anterior, que los actos del empleador en la utilización de medios que perjudiquen al trabajador en el acceso al mercado laboral, constituye una violación de los derechos fundamentales del trabajo y al buen nombre del trabajador; de manera que, se sugiere para el caso objeto de consulta que acuda a los Jueces de la República para que a través de  las acciones consagradas en la Constitución Política, adopte la medidas necesarias para la protección de sus derechos.

Ahora bien, la Ley 1010 de enero 23 de 2006 “por medio de la cual se adoptan medidas para prevenir, corregir y sancionar el acoso laboral y otros hostigamientos en el marco de las relaciones de trabajo”, señaló en el artículo 9°, las medidas preventivas y correctivas del acoso laboral, dentro del cual hacen parte los mecanismos de prevención y los procedimientos internos en las empresas.

De manera que, entendería la Oficina que el primer mecanismo de prevención de las conductas de acoso laboral es el Comité de Convivencia Laboral. Si una vez agotado como primera instancia el trámite ante este comité no se logró superar el conflicto presentado en virtud del acoso laboral, la víctima tendrá la facultad de presentar la queja directamente ante el Juez Laboral cuando se trate del sector privado; o al Ministerio Público o Salas Jurisdiccional Disciplinaria de los Consejos Superior y Seccionales de la Judicatura cuando sea un servidor público.

Mi consejo legal, por tanto, es que usted como empleador, frente a los malos empleados, mejor se limite a cumplir con el artículo 57 numeral 7 del Código Sustantivo del Trabajo, que ordena que al momento del retiro del trabajador el empleador tiene dos deberes frente a él (claro, aparte del deber de pagarle la liquidación a tiempo):

1. Dar al trabajador que lo solicite, a la expiración de contrato, una certificación en que consten el tiempo de  servicio, la índole de la labor y el salario devengado

2. si el trabajador lo solicita, hacerle practicar examen sanitario y darle certificación sobre el particular, si al ingreso o durante la permanencia en el trabajo hubiere sido sometido a examen médico. Se considera que el trabajador, por su culpa, elude, dificulta o dilata el examen, cuando transcurrido cinco (5) días a partir de su retiro no se presenta donde el médico respectivo  para la práctica del examen, a pesar de haber recibido la orden correspondiente.

Con sólo añadir esas tres cosas, usted se podrá dar por bien servido. No olvide, por demás, que también debe cuidarse de las referencias laborales que le pidan por teléfono, ya que si llega a comprobarse que las mismas vulneran los derechos fundamentales de un trabajador su empresa será responsable por este hecho, según el concepto ya citado.

Vaya… El Código Sustantivo de Trabajo fue diseñado para hacer de la vida de un empleador un infierno….

1 comentario

  1. celis1990 says

    Creí que el examen al retiro del trabajo había quedado inexequible tasitamente por la expedición de la ley 100 que faculta a las EPS a prestar ese tipo de servicios, recordando que es un código de mas de 60 años y que para esa época las mismas no existían… puede que me equivoque.

    Me gusta

Son bienvenidas las opiniones, correcciones, dudas y los aportes en las entradas, siempre que se realicen de forma respetuosa. Las consultas jurídicas que quiera que le responda de manera gratuita las debe de hacer únicamente en la sección de "consultas gratuitas" o de lo contrario no recibirá una respuesta de parte mía.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s