Ley 1793 de 2016

A mover las cuentas de ahorros: Ahora el Gobierno se puede quedar con su dinero.

Lo que sucede es que el Estado, nuevamente, no tiene más recursos. Todo gracias al mediocre presidente que tenemos y a su aumento excesivo del gasto público, de tal suerte que en su desesperación hizo un redescubrimiento bastante asombroso: La gente abandona cuentas bancarias, sean corrientes o de ahorros. Y en esas cuentas hay mucho dinero (se cree que alrededor de dos billones de pesos).

Tu voto: