Consecuencias para el personal de un taller que use el carro del cliente para irse de paseo, o para otros asuntos personales

Recientemente fue noticia un caso de una mujer que encontró su auto en elcentro comercial Fontanar, en Chía, cuando supuestamente lo había dejado en un taller. La noticia la pueden ver aquí.

Para este análisis, voy a partir de los hechos descritos por la señora Luisa Cortina en los videos que subió a sus redes sociales, en particular los vídeos que subió en su tiktok. En esos vídeos, ella relata que dejó su carro en un taller de un concesionario, y se enteró de que su carro no estaba allí, sino que estaba en un Centro Comercial. Tenemos claro, entonces que el carro debería estar bajo custodia del taller.

Aquí entre nos, a mí me parece que todo esto es una publicidad de gopass, pero yo no me meto en esas cosas.

En ese orden de ideas, este hecho tiene dos consecuencias: una penal, y otra civil. Particularmente, una violación a los derechos del consumidor.

Desde lo penal, se configuró el delito de abuso de confianza. Pero sinceramente pienso que este caso quedará en nada, ya que el artículo 249 del Código Penal establece que «si no hay apropiación, o un uso indebido, la pena se reducirá a la mitad». Asumiendo que un juez les imponga la pena máxima, que son 72 meses, quiere decir que esa persona sólo será condenada a pagar 3 años de cárcel, por lo que es excarcelable. Obvio, pagará la multa, pero no pasará de ahí.Tal vez podamos hablar de un abuso de confianza calificado, por existir un depósito necesario, en cuyo caso, lo máximo que enfrentaría son cuatro años de cárcel, que si es excarcelable. Sin embargo, les pueden imponer menos pena, en cuyo caso nos encontraríamos en la misma situación anterior.

Creo que, desde el punto de vista penal, este caso quedará en nada. Si el carro hubiera sido robado, desvalijado o accidentado, otro gallo estaría cantando.

Y desde lo civil, estamos ante una violación a los derechos del consumidor, y al deber de asumir la custodia y conservación del carro, en los términos del artículo 18 del Estatuto del Consumidor. Por lo tanto, el taller podría enfrentar una acción de protección al consumidor por el daño causado al carro, incluyendo el desgaste de los neumáticos por ese desplazamiento, consumo de gasolina, el aseo del carro y sus interiores…

Sorprende que la afectada diga que le robaron el carro, cuando esto no es cierto. Estoy seguro que la intención de quien sacó el auto era devolverlo al taller.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: