¿Qué modificaciones sufrió el régimen de sucesiones en Colombia? PARTE 2: Órdenes Sucesorales y legitimarios

Resultado de imagen para herencia

Artículo actualizado el 9 de septiembre de 2018.

Continuamos con la segunda parte del artículo más esperado de este blog por toda Latinoamérica unida, en el cual abordaremos la Ley 1934 de 2018 por fin.

Sin embargo, y aunque la Ley 1934 de 2018 es corta (sólo tiene seis páginas), abarca muchas materias y me gustaría abordarlas por separado. Es eso, o termino haciendo otro megapost como el de contrato de arrendamiento, el cual mucha gente me ha dicho que es una entrada muy densa que casi nadie lee.

¿Qué cambios tuvieron los órdenes sucesorales?

A diferencia de lo que muchos piensan, la Ley 1934 de 2018 no cambió todos los órdenes sucesorales que traía el Código Civil (que son cinco órdenes hereditarios), sino que sólo cambió el primero. No obstante, el cambio realizado es de tal magnitud que, sencillamente, amplía las libertades del causante para otorgar su herencia, como veremos a continuación en la siguiente tabla:

Artículo 1045 del Código Civil Original Artículo 1045 del C.C modificado por la ley 29 de 1982 Artículo 1045 del C.C modificado por la ley 1934 de 2018
ARTÍCULO 1045. Los hijos legítimos excluyen a todos los otros herederos, excepto a los hijos naturales cuando el finado haya dejado hijos legítimos y naturales; la herencia se dividirá en cinco partes: cuatro para los hijos legítimos exclusivamente, y una para todos los naturales. Estos últimos pueden optar libremente por la herencia o por los alimentos a que tengan derecho según la ley. Lo dispuesto en este artículo se entenderá sin perjuicio de la porción conyugal que corresponda al cónyuge sobreviviente. ARTICULO 1045. . <Artículo CONDICIONALMENTE exequible> Los hijos legítimos, adoptivos y extramatrimoniales, excluyen a todos los otros herederos y recibirán entre ellos iguales cuotas, sin perjuicio de la porción conyugal. ARTÍCULO 1045. PRIMER ORDEN SUCESORAL – LOS DESCENDIENTES.  Los descendientes de grado más próximo excluyen a todos los otros herederos y recibirán entre ellos iguales cuotas, sin perjuicio de la porción conyugal.

La primera casilla la añadí por cultura general, para que observemos como este país de mierda siempre ha querido posar de puro con medidas como quitarle derechos a los hijos concebidos por fuera del matrimonio (a los que llamaba “hijos naturales”, como si es que los demás fuera artificiales) en una época en la cual casi nadie se casaba y era tan común, como ahora, que hombres “de bien” salieran a engañar a las “damas de sociedad” que tenían como esposas, ya que esas damas eran incapaces de actuar como mujeres de verdad por cuenta de la estricta “educación” que recibían (lease, adoctrinamiento de la iglesia católica y su fábula de “la moral y las buenas costumbres”). Es decir, eran los hijos quienes pagaban las consecuencias de la vida reprimida que llevaban sus padres con tal de mantener la fachada de perfección que una sociedad corrupta había montado en el nombre de un amigo imaginario. Siento si herí susceptibilidades, pero estas cosas dan piedra.

Por suerte, eso cambió con la Ley 29 de 1982, 108 años; 9 meses; 1 semana; 4 días después de sancionado el Código Civil. Sin embargo, aún con todas sus modificaciones esa ley enviaba el mensaje de que todos los hijos del causante eran diferentes, si bien les daba los mismos derechos.

Ahora, con la Ley 1934 de 2018 ya no se habla de “hijos”, sino de “descendientes del grado más próximo”, a los cuales les da iguales cuotas sobre la legítima obligatoria de la herencia.

Mis queridos lectores, por si no han caído en cuenta de los alcances que esa modificación tiene, entonces yo se las digo: Ahora los NIETOS son iguales a los hijos del causante. Esto es sumamente importante, porque los nietos jamás estuvieron incluidos explícitamente dentro de los órdenes hereditarios. De hecho, los nietos simplemente heredaban cuando sus padres (o sea, los hijos del causante) estaban muertos, de tal suerte que la herencia sólo les tocaba únicamente por rebote (o en términos más elocuentes, “sucesión por representación”)

Así las cosas, gracias a esta Ley será legal que en Colombia un abuelo le pueda dar parte de la herencia a su querido nieto, algo justo si consideramos que hay casos en donde los nietos salen siendo mejores hijos para el abuelo que sus propios hijos.

¿Cuándo entran a regir esta modificación?

Esta modificación, como todas las de la Ley 1934 de 2018, sólo entran a regir a partir del 1 de enero de 2019 y no afectan a las sucesiones que se aperturen este año.

¿Aplica para las sucesiones testadas o para las sucesiones abintestato?

Aplica para las sucesiones intestadas, y de paso acaba con el derecho de los nietos del causante a heredar sólo por representación.

En las sucesiones testadas, ya no hablamos de órdenes hereditarios sino de LEGITIMARIOS (aunque de conformidad con el artículo 1241 del C.C, “Los legitimarios concurren y son excluidos y representados según el orden y reglas de la sucesión intestada”). Vale decir que los legitimarios también fueron modificados por la Ley 1934 de 2018, de lo cual hablaré a continuación.

¿Qué cambios tuvieron los legitimarios?

Dentro de los cambios que sufren las asignaciones forzosas en el testamento, también cambian los legitimarios, adaptándolo a  lo ya visto anteriormente con los órdenes sucesorales, tal y como lo veremos en la siguiente tabla:

Legitimarios anteriores del Código Civil (modificado por la Ley 29 de 1982) Legitimarios de la Ley 1934 de 2018
ARTÍCULO 1240. Son legitimarios:

1o.) Los hijos legítimos, adoptivos y extramatrimoniales personalmente, o representados por su descendencia legítima o extramatrimonial.

2o.) Los ascendientes.

3o.) Los padres adoptantes.

4o.) Los padres de sangre del hijo adoptivo de forma simple.

ARTICULO 1240. LEGITIMARIOS. Son legitimarios:

1. Los descendientes personalmente o representados.

2. Los ascendientes

La verdad, aquí no existió un cambio sustancial, ya que en últimas lo que hizo la Ley 1934 de 2018 en este aspecto fue tomar los cuatro legitimarios que habían antes y condensarlos en lo que siempre fueron realmente: Dos legitimarios.

Lo que si vale recordar es que los ascendientes también comprende a los padres adoptantes, ya que no faltará el abogado leguleyo que querrá hacernos creer que esto no es así.

Queda invitado a suscribirse a mi blog para hablarte de la tercera parte (encuentra la parte uno en este enlace), que es aún más compleja porque habla de donaciones (tema que no es mi fuerte). No olvides seguirme en Facebook (donde doy opiniones personales sobre muchas cosas), Youtube (donde estoy comenzando a subir algunas de estas entradas en vídeo) e Instagram (donde publico imágenes interesantes y promociono mis servicios)

Anuncios


Categorías:Sucesiones

Etiquetas:, ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. ¿Qué modificaciones sufrió el régimen de sucesiones en Colombia? Parte 3: Asignaciones forzosas, cuarta de mejoras – De Hechos y de Derechos

Son bienvenidas las opiniones, correcciones, dudas y los aportes en las entradas, siempre que se realicen de forma respetuosa. Las consultas jurídicas que quiera que le responda de manera gratuita las debe de hacer únicamente en la sección de "consultas gratuitas" o de lo contrario no recibirá una respuesta de parte mía.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: