Etiqueta: contrato de arrendamiento

¿Es mejor alquilar una casa con inmobiliaria, o directamente con el propietario?

Bienco

Este tema me lo preguntan mucho, y no lo había respondido porque quería esperar cómo me iba en un asunto personal con una inmobiliaria muy importante. Y gracias a mi cercanía con alguien muy especial que trabajó en una inmobiliaria, decidí escribir este artículo.

Continue reading “¿Es mejor alquilar una casa con inmobiliaria, o directamente con el propietario?”

Anuncios

Esto es lo máximo que un arrendador le puede cobrar de arriendo

Ley 820 de 2003. Precio cánon de arrendamiento

La informalidad en materia de contratos de arrendamiento de vivienda urbana ha llevado a que se presten muchos abusos: Desde el cobro de depósitos para garantizar el pago de los cánones, hasta el desahucio de arrendatarios por fuera del término previsto y por causales ajenas a la realidad.

Es por ello que hoy voy a aclarar una duda que muchos tienen frente a este contrato, y es el límite en el precio del arrendamiento (cánon).

Continue reading “Esto es lo máximo que un arrendador le puede cobrar de arriendo”

Pedir fiador con propiedad raíz en un contrato de arrendamiento. ¿Vale la pena?

No!, no vale la pena. Es una soberana bobada y debe dejar de hacerlo. De hecho, así lo he advertido desde el año 2014 en mi genial artículo sobre los contratos de arrendamiento. Pero como sé que no lo leyó, aquí le explico por qué.

Continue reading “Pedir fiador con propiedad raíz en un contrato de arrendamiento. ¿Vale la pena?”

¿Cómo dar por terminado un contrato de arrendamiento de vivienda urbana?

Hace un tiempo escribí un genial artículo que habla sobre los contratos de arrendamiento de vivienda urbana, el cual tuvo una excelente acogida.

Hoy he decidido ampliar un poco un aspecto que a muchos arrendatarios les carcome, y es la terminación del contrato de arrendamiento, en especial cómo hacerlo y por cuáles causales darlo por terminado.

Continue reading “¿Cómo dar por terminado un contrato de arrendamiento de vivienda urbana?”

Airbnb y los contratos de arrendamiento de vivienda urbana: No corra riesgos pendejos

Airbnb

Artículo actualizado el 14 de mayo de 2019

Una persona me acaba de hacer una consulta bastante relevante con relación a esta aplicación, y con la respuesta ofrecida se pone de manifiesto que, por más que una app se presente como la novedad en el país, sigue sujeta a las leyes locales y, por ende, no son ajenas a las consecuencias indeseables. Es así como se logra dejar de presente la importancia de consultar a un abogado antes de hacer las cosas:

Continue reading “Airbnb y los contratos de arrendamiento de vivienda urbana: No corra riesgos pendejos”

¿Quién debe pagar los servicios públicos en una casa arrendada?

De acuerdo con la Ley de Arrendamientos de Vivienda (820 de 2003) y del Decreto 3130, las empresas de servicios públicos están en la obligación de ‘registrar’ los contratos de arriendo y responsabilizar por el cobro de las facturas únicamente a los inquilinos.

Para tal efecto, las empresas de servicios públicos pueden solicitar la constitución de pólizas (con las firmas que ofrezcan este servicio) o depósitos en determinadas cuentas y entidades y bancarias.

Dice también la norma, en el Artículo 15, que “cuando las empresas de servicios públicos domiciliarios instalen un nuevo servicio a un inmueble, el valor del mismo será responsabilidad exclusiva de quién solicite el servicio”.
Este es el procedimiento para centrar en el inquilino la responsabilidad de los servicios públicos:

1) Celebrar un contrato o hacer un otrosí al vigente para acogerse a la nueva ley.

2) En el nuevo contrato se debe estipular que el inquilino asume la responsabilidad de pagar lo que consume.

3) Si el arrendador exige las garantías, el inquilino debe adquirir una por cada empresa de servicios con una compañía de seguros u otra entidad que ofrezca el servicio.

4) Acercarse a cada empresa
de servicios públicos y llenar el respectivo formulario.

5) Entregar las garantías que exija cada empresa y esperar diez días hábiles para una respuesta.

6) Si aceptan la solicitud, el cubrimiento solo durará por la vigencia inicial del contrato.

De acuerdo con el servicio o tipo de solicitud las siguientes son las líneas en que los usuarios pueden solicitar más información:

EMCALI: 177 (en la ciudad de Cali, tanto para acueducto como para electricidad)

– Codensa: 115
– Empresa de Acueducto: 116
— ETB: 170
– EPM Bogotá: 114 – 606 36 36 Bogotá
– Superintendencia de Servicios Públicos: 691 30 05 Bogotá

Lo que no debe pagar el dueño
Con o sin pólizas y sin importar el tipo de contrato, ni la fecha de realización, estas algunas eventualidades en las que el arrendador está protegido -en cierta manera- de los abusos de los arrendatarios y de las empresas de servicios públicos.

Cuando un inquilino queda en mora con los servicios públicos (y no se han constituido las pólizas del caso), solo es obligación del propietario responder por los tres primeros períodos facturados.

Las correspondientes empresas no pueden cobrarle al dueño más de este dinero, ya que incumplirían con la obligación de suspender el servicio luego de tres meses (artículo 130 de la Ley 142 de 1994) o de dos (artículo 18 de la Ley 689 de 2001) en que no se haya verificado el pago del servicio.

Cuando en las facturas se cobra telefonía celular, electrodomésticos, Internet, clasificados, entre otros productos, el propietario no tiene que pagarlas; eso corresponde a las empresas y de quien solicita el servicio.

Basta con que el arrendador vaya a la correspondiente empresa y exija que le facturen solo los servicios públicos domiciliarios (agua, luz, gas y llamadas locales y nacionales) o que le reciban allí mismo solo el pago de estos. Si no atienden la petición debe poner una queja en la Superintendencia de Servicios Públicos y en solo un par de días el problema será resuelto.

Fuente: Metro Cuadrado (Con acceso al 18 de agosto de 2014)

Los seguros de arrendamiento: Cómo pedirlos y en qué lo benefician

Bienco

Hace unos meses escribí un interesante artículo sobre el Contrato de Arrendamiento de vivienda urbana, y en él dejé en claro mi posición sobre las garantías que algunos arrendadores piden. Por si no se ha leído el artículo, se la resumo: Si pide fiadores con propiedad raíz como garantía, entonces esa garantía es basura.

Y como en el mismo artículo hablé sobre la constitución de una póliza de seguros que garantice el pago del canon de arrendamiento, decidí ampliar ese punto, y esto fue lo que encontré:

¿Qué es un Seguro de Arrendamiento?

Se trata de una garantía que respalda y le paga al propietario el arriendo, los servicios, la administración y los posibles daños ocasionados al inmueble, en caso de que el inquilino incumpla con alguna de estas obligaciones.

¿Cómo funcionan?
El propietario solicita el servicio a una aseguradora o afianzadora. Al hacerlo será esta empresa la que se encargará de hacer el estudio de capacidad de pago del inquilino y de aprobarlo o desaprobarlo, según su historia crediticia y referencias comerciales y bancarias. Además, esta se ocupará de hacer el contrato y de asesorar al propietario en todos los aspectos relacionados con el proceso de arrendamiento.

¿Qué cubren?
En principio, con la póliza básica, todas las opciones existentes en el mercado cubren la elaboración del contrato de arriendo, el pago de hasta 36 meses de arriendo, en caso de que el inquilino incumpla, al igual que todos los costos jurídicos -si hay necesidad de un proceso-.

Sin embargo, algunas empresas ofrecen como parte de la póliza básica servicios y cubrimientos adicionales como la administración (36 meses), los servicios públicos (equivalentes a 2 meses) y asistencia domiciliaria para daños en tubos, chapas, vidrios, tejas, etc… . (Nota: en otras empresas para obtener estos servicios hay que pagar una prima adicional. -Consulte el Cuadro Comparativo de pólizas-).

¿Qué se debe hacer para tomar la póliza?
Basta con que el propietario solicite la póliza y de ahí en adelante, la aseguradora o afianzadora lo asesorará. Quien desee tomar en arriendo el inmueble debe cumplir con la documentación y condiciones estipuladas con la aseguradora o afianzadora.

Estos seguros afianzamientos se pueden adquirir de tres maneras:

a. Directamente con la aseguradora o afianzadora. De este modo, el propietario sigue manejando su inmueble con la seguridad de que la aseguradora o afianzadora le garantizará los pagos.

b. Por medio de una inmobiliaria.
En este caso es necesario consignar el inmueble para que la firma inmobiliaria lo administre y le realice el trámite ante la correspondiente aseguradora o afianzadora.

c. A través de Internet.
Con esta opción, los propietarios pueden solicitar el servicio sin tener que desplazarse a una oficina y además, seguirán manejando directamente su inmueble con la seguridad de que la correspondiente afianzadora le garantizará los pagos.
¿Cuánto cuesta una póliza o afianzamiento de arriendo?
Las tarifas de las pólizas y los montos de cubrimiento variarán según la aseguradora o afianzadora a la que se acuda. En algunos casos el valor de la póliza o fianza básica, que se cancela de contado una vez cada año, es del 50 o 60 por ciento de 1 canon y en otros casos, el pago se realiza mensual sobre un porcentaje que varía entre el 2 y el 6 por ciento del arriendo. Para ampliar los cubrimientos cada empresa ofrece diferentes alternativas y tarifas adicionales.

¿Qué más cobran?
– Algunas de las firmas afianzadoras y aseguradoras cobran el formulario de solicitud de arrendamiento. Otras lo obsequian.
– Los derechos de realización del contrato también tienen un costo, el cual varía según la afianzadora o aseguradora. En otros casos, son las inmobiliarias las que cobran este servicio.
– El estudio de capacidad de pago y aprobación de arrendamiento del inquilino (este lo asume el interesado en alquilar el inmueble).

¿Cuál es la vigencia de la póliza o afianzamiento?

Es de un año pero se puede renovar cuantas veces se renueve el contrato.

¿Cuáles son los requisitos exigidos al arrendatario?
Para hacerse a un seguro, el arrendatario debe adquirir el formulario y, luego, conseguir dos fiadores (por lo menos uno con finca raíz) y anexar los siguientes documentos: certificado laboral, certificado de Libertad y Tradición, fotocopias de  extractos bancarios y de cédulas de ciudadanía.

Una vez se cumpla con estos requisitos, el correspondiente estudio toma entre 8 y 24 horas. En caso de ser aprobado hay que firmar el contrato que provee la aseguradora y pagar los montos asignados. A partir de ese momento el inmueble queda amparado por la vigencia inicial del contrato.

 

Fuente: Metro Cuadrado (con acceso al 18 de agosto de 2014)