MJ_35

Actualizado el 30 de julio de 2018

Ya me había referido a este tema hace un par de años, pero de manera muy sucinta. En su momento, había dicho que una de las consecuencias por tener deudas sin pagar con una entidad financiera era la imposibilidad de tener un portafolio de servicios con ellos, ya que estaban autorizados a debitarle dinero de dichos portafolios (como por ejemplo, una cuenta de ahorros) para abonarlo a la obligación atrasada.

Pero, ¿Qué pasa si ya le están debitando dinero de su cuenta de ahorros; Qué sucede cuando la cuenta de ahorros de la cual están debitando es una cuenta de nómina; Existe una forma de librarse de esta situación? Esa son algunas de las preguntas que hoy me propongo resolver.

Lo primero: ¿Por qué pasa esto?

Estas situaciones se presentan por cuenta de unas cláusulas abusivas que las entidades financieras incluyen en sus contratos de cuentas de ahorros, y que los usuarios no leen, que facultan a la entidad a descontar cualquier suma de dinero a fin de buscar el pago de cualquier obligación en mora que usted tenga con ellos.

¿Esto es legal?

En teoría, si, y sólo queda aprender a vivir con eso mientras como ciudadanos no ejerzamos nuestros derechos como es debido.

¿Ese dinero debitado se utiliza realmente para el pago de la obligación?

En teoría, sí. Pero usted debe entender que cuando una obligación financiera está en mora, cualquier pago que se realice se irá primeramente a cubrir intereses moratorios, luego los corrientes, y por último al capital.

La consecuencia de esto es que, a menos que a usted le descuenten una suma de dinero muy considerable, esos descuentos no harán que la deuda disminuya en el corto plazo.

¿Pero cómo evito que eso me pase a mí?

Aplicando un poco de sentido común y no metiendo los huevos en una misma canasta: Si usted necesita préstamos de una entidad financiera entonces NO LOS SOLICITE EN LA MISMA ENTIDAD EN DONDE TIENE CUENTAS ABIERTAS.

Yo sé mejor que nadie que en muchos casos es más rentable pedirle prestado al Banco en donde tiene guardado su dinero, pero es que nadie está exento de una quiebra y por ello no está de más tomar precauciones de cara a evitar situaciones incómodas.

¿Y si ya me está descontando, qué debo hacer?

Entonces las acciones a iniciar dependen del tipo de cuenta de la cual le estén debitando automáticamente:

1. Si es una cuenta corriente: A usted sólo le queda demandar civilmente al Banco, mediante un proceso declarativo verbal en el cual va a pedir que condenen al Banco al pago de perjuicios y a la devolución de ese dinero. Ese proceso es larguito, aunque puede que con el Código General del Proceso se demore menos.

Según la Corte Constitucional, usted también podría iniciar una de las acciones establecidas en el estatuto del Consumidor, para exigir la defensa de sus derechos como cliente del Banco. Especialmente, por la violación de los artículos 37 y 42 del Estatuto del Consumidor (Ley 1480 de 2011). Estos procesos se tramitan mediante un proceso verbal sumario, según el artículo 57 y 58 de la Ley 1480 de 2011.

2. Si es una cuenta de ahorros que usted utiliza de vez en cuando: Lo mismo del punto uno.

3. Si es una cuenta de nómina: Usted deberá hacer dos cosas:

  • Inicie inmediatamente una acción de tutela en contra del Banco, por la violación al derecho fundamental al mínimo vital y por violación al debido proceso. Esto, según lo establecido por la Corte Constitucional en Sentencia T-602 de 1998.
  • Además, abra otra cuenta de ahorros en otro Banco y pídale a su empleador que le siga consignando en esa cuenta. Como veremos más adelante, él está en la obligación de hacerlo.

4. Si la cuenta es de pensión: Aquí con mayor razón debe entutelar al Banco, por lo mismo del punto 3, y adicionalmente le recomiendo que inicie una acción penal en contra de quien haya autorizado ese descuento, ya que en este caso dicha persona podría haber usurpado funciones públicas.

Eso sí, en las cuentas de pensiones  los descuentos son completamente legales si el pensionado los autoriza en la modalidad de “descuentos por libranza”, en cuyo caso no hay nada para hacer distinto al pago total de la obligación.

Ya fui donde mi empleador a que me cambie la cuenta de nómina, pero él no quiere ¿Qué puedo hacer?

En este caso, debe entender que NINGÚN empleador puede obligar a sus empleados a abrir una cuenta de nómina en un banco X, ni puede sugerirle el nombre de una entidad financiera para eso, ya que la forma de pago es algo que se decide de manera BILATERAL con el empleador. Esto, tal y como lo establece la Corte Constitucional en Sentencia C-041 de 2000, cuando dijo que “en lo relativo a pagos que tengan origen en vínculos laborales, no puede el patrono obligar a los trabajadores a abrir cuentas para recibir su salario o las prestaciones que le corresponden, y mucho menos indicarle el nombre de la institución financiera en que lo haga, pues en tales eventos lesiona sus derechos y condiciona ilegítimamente el ejercicio de su libertad”.

Así las cosas, si su empleador insiste en continuar con esa práctica ilegal y abusiva, lo mejor será que lo demande laboralmente, o en su defecto, reportar dicha situación a los inspectores de Trabajo del Ministerio de Trabajo.

Anuncios