• Juzgados de la Vergüenza Colombia
    Juzgados de la Vergüenza

    Hasta en época de pandemia, el Tribunal Superior de Cali sigue atropellando a los deudores

    El Muladar Superior de Cali ha hecho de las suyas de nuevo, esta vez con un fallo de tutela con el cual se superaron a sí mismo en brutalidad e irrespeto a una interpretación básica de la norma.

    Bien sabida es la postura complaciente con los pobrecitos bancos que asume este pseudo organismo jurídico en los trámites de insolvencia (que espero de todo corazón lamenten enormemente ahora que estamos en pandemia), consistente en negarle la oportunidad a los deudores en dificultades de acceder a uno de los derechos más básicos de cualquier trámite de insolvencia, como es el derecho de descargue. Es una postura que, como vimos en el reciente fallo de Medellín, no tiene ningún tipo de fundamento y sólo demuestra la poca empatía (e inteligencia) de quien la defiende. Sin embargo, con este reciente fallo, el Muladar Superior de Cali peló el cobre y se muestra como una casa de cobranzas más.

    Ahora resulta, amable lector, que un deudor comete un delito si se acoge a insolvencia por no tener bienes.

    El caso es que una deudora, cuya insolvencia se terminó por vencimiento de términos, ahora tiene que enfrentar cargos penales, incluso en la situación actual del país porque a este remedo de Tribunal (cuyos Magistrados no sé cómo llegan a ese cargo con esa falta de sistematización para interpretar una norma tan clara como el 563 parágrafo del C.G.P, y la expresión «decretar apertura de plano en ella contenida»), le dio pesar con el pobrecito banco Itaú que no iba a poder recibir el pago de la deuda por ser acreedor quirografario, como si es que un trámite de liquidación patrimonial fuera un puto proceso ejecutivo. Al parecer, y a pesar de que incluso el Decreto 560 de 2020 ha reafirmado que el derecho de descargue es un derecho mínimo elemental en una liquidación patrimonial, esta gente insiste en seguir negándolo en un momento en el que se hace más necesario.

    Lo peor de todo es que para llegar a pisotear los derechos fundamentales de una deudora, estos energúmenos utilizaron el siguiente argumento:

    Para la sala es probable que se hubiese obrado de manera fraudulenta en contra de los acreedores al no relacionar suficientes bienes que pudieran garantizar el pago, así fuera de manera parcial, ya que con los activos relacionados por la deudora de $5´500.000.oo es más que evidente que burla sus deudas, que como lo indicó el señor Juez natural en la providencia reprochada, asciende a la suma de $1.862´138.972.oo, sin tener en cuenta intereses, aunado a lo manifestado por el acreedor Banco Itau Corpbanca Colombia S.A. en la contestación de la tutela al precisar que el trámite de insolvencia “…fracasó por el vencimiento de los términos y no porque no hubiese gustado la propuesta de pago, es decir, vencen lo términos, por la incuria de la oferente; el fracaso de la negociación de deudas se debió por cuestiones ajenas a las entidades crediticias, hoy vinculadas a la presente acción constitucional, pues dicho fracaso se dio y se debió exclusiva y únicamente por el vencimiento de términos, ya sea por la no presencia de la concursada a la mesa de negociación o a los largos intervalos de fecha para la fijación de las audiencias, siendo la primera de ellas una plena demostración del poco interés que demostraba la insolvente en obtener un eventual acuerdo de pago, falta de interés que se vio acompañado de la ausencia de diligencia por parte del centro de conciliación en la fijación de las audiencias conforme a lo regulado en la 1564 de 2012, en cuanto al espacio temporal en que se debe fijar las audiencias…” afirmación que demuestra un posible fraude que deberá ser investigado por la autoridad competente, por lo que se ordenará oficiar a la Fiscalía General de la Nación para que adelante las investigaciones pertinentes para establecer si existió o no alguna actuación fraudulenta en el trámite de

    insolvencia adelantada ante el centro de conciliación Asopropaz.

    Entonces, como estos soretes ahora criminalizaron ser pobre en Colombia, sugiero a mis colegas que asesoran deudores declararse en desobediencia civil con estos fallos, y denunciar disciplinaria y penalmente a estos Magistrados. No puede ser que aquí se vuelva corriente que se convierta la Acción de Tutela en una tercera instancia en los trámites de insolvencia, que el Tribunal termine subsanando la falta de técnica jurídica de los subnormales que algunos bancos mandan a defenderlos (a quienes ni siquiera se les ocurre objetar un avalúo), y que un deudor tenga miedo de insolventarse sólo porque a tres cagatintas les dio la gana de inventarse que ese trámite es para pagar deudas (ha de ser uno muy imbécil para convertir un trámite de insolvencia en un proceso ejecutivo) y, de paso, negar todos los derechos inherentes al mismo.

    Lo digo sin asco: El Tribunal Superior de Cali no expide fallos, vomita chistes de mal gusto. No merece ningún tipo de reverencia y la ciudadanía debería de pedir la renuncia de los chiflamicas que lo integran.

    Lean el Fallo completo, y si no tienen algo mejor quee hacer coadyuven las denuncias que se piensan interponer por este fallo, que ya superó todos los límites del decoro profesional tolerable.

  • Juzgados de la Vergüenza Colombia
    Juzgados de la Vergüenza

    ¿La Fiscalía de este país si sabe interpretar las leyes? Una reflexión a partir de un caso personal

    Doña Dunia Alvarado, la Juez 22 Civil Municipal de Cali que me denunció por cuenta de este artículo (denuncia de la cual, fui absuelto ya se encuentra archivada) acaba de ser exhonerada por la Fiscalía por cuenta de una actuación judicial en la cual declaró como comerciante a un deudor que, en realidad, era ingeniero contratista del Estado. Hoy, voy a contarles de los argumentos que usó la Fiscalía para archivar esta investigación, los cuales considero plagados de subjetivismos, desconectados del tenor literal de una ley, y transformadores de la mala comprensión lectora (a su vez, consecuencia de la mala educación básica primaria de este país) en una interpretación «razonada» de esta.

  • Juzgados de la Vergüenza Colombia
    Juzgados de la Vergüenza

    Los Juzgados de la vergüenza. Hoy, el Juzgado 2do Especializado de Restitución de Tierras de Apartadó.

    En un vídeo que está dando de qué hablar en las redes sociales, encontramos a este especímen que prueba, una vez más, la necesidad de exponer a tanto burro con tarjeta profesional que pulula en nuestra amada profesión.

    Lo triste de que este coprófago indolente se encuentre en un juzgado no es que esté en el cargo (al cual habrá accedido gracias a que, probablemente, será la perra de algún Magistrado, o su amigo chirrete con el que juega fútbol y le dieron el puesto porque estaba varado). No, lo triste es que estos animales atropellan los derechos de las personas que acuden a sus despachos en búsqueda de justicia y terminan encontrando la intolerancia y la ramplonería característica de estos pseudoabogados.

    El vídeo lo podrán ver aquí:

    Al ver el vídeo, sorprende que el Juez, en su condición de Juez Especializado de Restitución de Tierras olvide los principios generales de esa Ley (que regula le procedimiento de restitución que él presidía), entre los cuales se encuentran el de buena fe, dignidad humana, y la garantía del debido proceso. El principio de la dignidad es el más importante, porque indica que las víctimas «serán tratadas con consideración y respeto, participarán en las decisiones que las afecten, para lo cual contarán con información, asesoría y acompañamiento necesario y obtendrán la tutela efectiva de sus derechos en virtud del mandato constitucional, deber positivo y principio de la dignidad»

    Pero noooo, este cretino sólo con tres palabritas que dijo esa señora, concluyó que ella estaba mintiendo. Y todo esto apoyado en una falsedad del tamaño de la torre Eiffel, al decir que en el Urabá nunca hubo despojo de tierras. Sobre esto, el portal Verdad Abierta indicó que:

    El en Urabá antioqueño el despojo de tierras fue una práctica sistemática desde 1995, aparecieron en su territorio las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu). Tal práctica tuvo un interés más allá de la confrontación contrainsurgente e involucró, al parecer, a inversionistas que se aprovecharon del abandono de predios rurales para apropiarse de las fincas a través de diversos mecanismos, unos legales, otros ilegales.

    Así mismo, en la JEP se están recibiendo testimonios sobre este horrible episodio ocurrido en Antioquia, como pueden ver en este vídeo.

    Lo peor de todo es que las víctimas del conflicto armado en Urabá denuncian que lso despojos de tierra continúan, por lo que estamos ante un asunto grave que NADIE debería negar, ya que al hacerlo se pone a sí mismo en una posición similar a la de un negacionista del holocausto nazi o el genocidio armenio.

    En otras palabras, el Juez es un negacionista del Conflicto Armado Interno que ha desgastado este país. Y lo más grave de todo es que es un Juez de Restitución de Tierras que está pensando en esa forma. ¿Será acaso un paquete chileno, que han subido a ese cargo, los interesados en que no se restituyan las tierras a los campesinos de Urabá?

    No voy a decir aquí si la señora tenía o no razón en su reclamo, si estaba mitiendo, o si los presentes cometieron alguna falta disciplinaria. Pero este Juez definitivamente merece entregar su tarjeta profesional y tirarsele a una buseta. Lo siento mucho si alguien se ofende con estas palabras, pero cuando un juez niega los principios generales del Derecho, trata de manera grotesca a las partes procesales (en especial a una señora de edad, y campesina) y amenaza con compulsa de copias a una Agente del Ministerio Público sólo porque le hizo una pregunta, no sólo no merece ser Juez, sino que tampoco merece vivir. La gente soberbia y bruta no merece nada.

  • cuantías en el código general del proceso
    Juzgados de la Vergüenza,  práctica legal

    Presentación de memoriales a los Juzgados vía electrónica: Tenga esto en cuenta para que no le metan los dedos a la boca.

    Colombia es un país lleno de abogados, jueces y funcionarios que, si no son corruptos, son brutos y deshonestos. Y la prueba de esa brutalidad la encontramos en la aplicación de un Código Secretarial (nombre que reciben las interpretaciones amañadas de la Ley que hacen algunos despachos) que ha provocado distintos abusos. Algunos de ellos denunciados en este espacio.Hoy es hora de denunciar un nuevo abuso que está haciendo carrera, y es el de la presentación de memoriales en los correos electrónicos de los Despachos Judiciales.

    envío de Memoriales vía electrónica colombia.jpg

    ¿De verdad se pueden enviar memoriales a los correos de los Juzgados?

    Si, desde que se comenzó a aplicar el Código General del Proceso en todo el territorio, por allá en 2016.

    Pero yo lo he intentado pero algunos juzgados no le dan trámite al memorial, no leen los correos o simplemente se niegan a recibirlos. ¿Qué puedo hacer?

    Esto ha ocurrido mucho y no deja de ser triste, dado que en muchos casos lo hacen con base en razones que ni siquiera son culpa del usuario, siendo las más comunes la siguientes:

    1. El papel no alcanza para imprimir esos memoriales.
    2. El Juzgado no le da trámite porque no revisa la bandeja de entrada.
    3. Sólo reciben por ese medio respuestas a tutelas o escritos oficiales.

    Todos estos argumentos no son más que pura MI-ER-DA, debido a que el Código General del Proceso fue muy claro sobre cuál es el manejo que los juzgados le deben dar a estos memoriales:

    Artículo 109. Presentación y trámite de memoriales e incorporación de escritos y comunicaciones El secretario hará constar la fecha y hora de presentación de los memoriales y comunicaciones que reciba y los agregará al expediente respectivo; los ingresará inmediatamente al despacho solo cuando el juez deba pronunciarse sobre ellos fuera de audiencia. Sin embargo, cuando se trate del ejercicio de un recurso o de una facultad que tenga señalado un término común, el secretario deberá esperar a que este transcurra en relación con todas las partes.

    Los memoriales podrán presentarse y las comunicaciones transmitirse por cualquier medio idóneo.

    Las autoridades judiciales llevarán un estricto control y relación de los mensajes recibidos que incluya la fecha y hora de recepción. También mantendrán el buzón del correo electrónico con disponibilidad suficiente para recibir los mensajes de datos.

    Los memoriales, incluidos los mensajes de datos, se entenderán presentados oportunamente si son recibidos antes del cierre del despacho del día en que vence el término.

    PARÁGRAFO. La Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura reglamentará la forma de presentar memoriales en centros administrativos, de apoyo, secretarías conjuntas, centros de radicación o similares, con destino a un determinado despacho judicial. En esos casos, la presentación se entenderá realizada el día en que fue radicado el memorial en alguna de estas dependencias.

    Como pueden ver, de la lectura de ese artículo se observa que:

    1. Los memoriales se presentan POR CUALQUIER MEDIO IDONEO. En ningún momento la Ley ha puesto una cortapiza a los memoriales, ni exige que estos se envíen de manera impresa.
    2. Es deber del Secretario del Juzgado tener estricto control sobre lo que llega, y asegurarse de que sigan llegando.
    3. Lo que se envíe por fuera del horario del Despacho se entiende como no recibido de manera oportuna.

    En consecuencia, un juzgado que se esté negando a recibir estos memoriales por este medio está mintiendo, ya que no es culpa del usuario que el Juzgado no tenga papel, y es falso que ese correo electrónico esté habilitado sólo para situaciones específicas.

    ¿Qué puede hacer el usuario al enfentar este abuso?

    Sin duda, la mejor herramienta ante esta irregularidad es denunciarla mediante una vigilancia judicial administrativa, ante la Sala Administrativa del Consejo Seccional de la Judicatura de su ciudad.

    ¿Hay Jurisprudencia o precedente judicial sobre el tema?

    Hay un pronunciamiento muy interesante del Consejo de Estado, Sección Quinta, quienes en Auto Nro. 2017-00028 de octubre 19 de 2017 han dicho lo siguiente:

    La ignorancia en el manejo de temas electrónicos, no exonera al abogado de su deber como profesional del derecho, de cumplir con los términos procesales y de asegurarse de presentar memoriales en tiempo. La única forma de allegar los memoriales a un proceso judicial no es a través de correo electrónico pues la norma dispone que estos podrán presentarse y las comunicaciones transmitirse por cualquier medio. Por tanto, quien allega un memorial por medio electrónico extemporáneamente no puede alegar que no cuenta con las herramientas académicas o experiencia en asuntos técnicos como excusa de la extemporaneidad, pues cuenta con otros medio idóneos, como por ejemplo, radicarlo directamente en la secretaría y aún más cuando su domicilio sea en bogotá, de manera que su ignorancia en el manejo de temas electrónicos, no lo exonera de su deber como profesional del derecho, de cumplir con los términos procesales y de asegurarse de presentar memoriales en tiempo, puesto que esta es obligación de resultado. Por tanto, aceptar el argumento de que el memorial se presentó en tiempo porque el actor tuvo la intención de enviarlo y de que fuera recibido oportunamente, pero por situaciones externas como lo es el funcionamiento técnico de los correos electrónicos, nunca se recibió en la corporación judicial, se llegaría al absurdo de tener que aceptar situaciones en las que por situaciones ajenas a su voluntad no se puede radicar en tiempo. De acuerdo a lo anterior, quien alega un supuesto de hecho está obligado a probarlo, de manera qué si el actor efectivamente envió el correo electrónico a la hora pertinente, estaba en el deber de probar que éste se quedó en su bandeja de salida, o que fue rechazado, etc., pero no basta con alegar que intentó enviar y que por razones que desconoce, nunca salió ese mensaje de datos pues ese hecho debió probarlo.

    Otros abusos realizados por despachos judiciales denunciados en esta página

    Los enemigos del régimen de insolvencia en la Rama Judicial: ¿Quienes son y cómo actuar frente a sus decisiones?

    Juzgados de Cali: Dejen tanta maricada!

    Liquidación de persona natural no comerciante sin bienes: ¿Hay un nuevo cartel de la Toga en Cali?

  • Juzgados de la Vergüenza Colombia
    bienvenidos,  Juzgados de la Vergüenza

    Los Juzgados de la vergüenza: Hoy, el Juzgado 14 Civil Municipal de Barranquilla

    Juzgado 14 Civil Municipal de Barranquilla.jpg

    ADVERTENCIA: Revisando la radicación del memorial que fue compartido en redes, por esta página, encuentro que, al parecer, el referido proceso NO EXISTE. Esto es importante, porque según la Rama Judicial, el Código de ese despacho es el 080014003014, y no el 080014053014 que aparece en el memorial. No obstante, también llama la atención que si se revisan otros procesos de 2017 de ese despacho (como lo sería el 2017-001, que debería de aparecer) se observa que la búsqueda tampoco muestra resultados. Por ello, y aunque dudo de la autenticidad de este memorial, no borraré la publicación porque puede ser más un error de la plataforma.

    Ya he denunciado en este espacio la pésima preparación de algunos operadores de Justicia en nuestro país, sobre todo de aquellos que no toleran los cambios que trajo el Código General del Proceso sobre la forma en que se llevan los procesos. O lo que es peor, de aquellos que nadie entienden por qué siguen en la Rama Judicial a pesar de haberse quedado en el Código Viejo.

    En esta oportunidad, les traigo una pieza exquisita de bestialidad judicial que alguien me compartió por Facebook, la cual destaca por haber sido proferida en 2019 pero trabajada sobre alguna plantilla de los años 80.

A %d blogueros les gusta esto: